Translate this page automatically.

Convenio de las Naciones Unidas de lucha contra la desertificación-mecanismo global.
Sistemas de información y conocimientos para comunidades rurales pobres-FIDAMERICA.

 

 EL CASO DEXTHI-SAN JUANICO, VALLE DEL MEZQUITAL, HIDALGO, MEXICO

 

López, G.F; Hernández M.M.; Muñoz, I.D.; Soler,A.A.
Laboratorio de Edafología-UNAM Iztacala.
Tlalnepantla, Estado de México, Mex. 
E-mail: lopezgf@servidor.unam.mx

 

RESUMEN

 

1-. El grupo de trabajo del Laboratorio de Edafología de la Unidad Iztacala de la Universidad Autónoma de México, en colaboración con la Dirección de Conservación de Suelos del Gobierno Mexicano y la Unión de Productores de Lechuguilla, iniciaron un trabajo de mejormiento del manejo de las tierras y de la producción en la región del Mezquital, localizada en la parte central del Altiplano de México.

2-. El Mezquital es una de las regiones mexicanas donde se concentra la pobreza y la marginalidad y la población, mayoritariamente indígena Ñanhú, vive de una escasa producción de granos, de ganadería extensiva de cabras y del aprovechamiento del agave lechuguilla, con cuyas fibras elaboran artesanías y productos cosméticos con sus extractos y los del aloe que también cultivan.

3-. Las condiciones ambientales son adversas, con un clima árido y extremoso, una tierra con escasa fertilidad y un estado avanzado de degradación con pérdida de vegetación y de suelos por erosión, a consecuencia del sobrepastoreo, del uso de los arbustos nativos para combustible y de una agricultura insustentable.

4-. El trabajo en la comunidad de Dexthí, fue concebido como un ejemplo, con perspectivas multiplicadoras,  de aplicación de medidas favorables al mejoramiento simultáneo de los recursos naturales y de las condiciones de vida de la población, en un enfoque holítstico. Se delimitó y regionalizó el área y se realizó un diagnóstico detallado para establecer las prioridades del trabajo.

5-. Los ejes principales del trabajo son: buenas prácticas tradicionales e introducidas, con barreras vivas antierosivas de frutales y agave pulquero, bordos, presas filtrantes, almacenamientos de agua y terrazas; incremento de fertilidad, con empleo de residuos orgánicos, mejoradores y compostas; manejo de huertos familiares; horticultura en pequeña escalacon microirrigación; reforestación, con colecta de materiales útiles de la zona, plantación de lechuguilla y sábila (aloe) y establecimiento de un vivero. Estos programas se acompañan de un Programa de educación ambiental y capacitación comunitaria.

6-. El costo del programa ha alcanzado los 30,000 dólares en efectivo, además de las contribuciones de la comunidad en especie y una pequeña  parte en efectivo. El financiemiento principal proviene del gobierno mexicano y un atercera parte es aportación de la UNAM. Se puede establecer una relación de 10 dólares por hectárea incorporada al programa.

7-. Se ha logrado regenerar la vegetación en los lugares críticos de erosión, se han incorporado 40 hectáreas al riego y aumentado la fertilidad de las tierras y los recursos de colecta de lechuguilla y otras plantas útiles, aun cuando el proyecto se inició apenass en 1996.

Existen obstáculos para el proyecto, como la deficiencia en la organización, la escasa participación de los jóvenes y la migración.

 

***************************************

 

El Valle del Mezquital, Estado de Hidalgo, localizado a 160 km al noroeste de la Ciudad de México, constituye una región muy amplia, de gran importancia ecológica, económica, social, histórica y cultural, donde se desarrolla una población que desempeña diversas actividades productivas de importancia para la economía global del estado y áreas circunvecinas. Su heterogeneidad ambiental, socioeconómica y cultural han influido para que en dicha región exista un gran potencial de recursos de los cuales dependen las poblaciones ahí establecidas. Sin embargo, no existe correspondencia entre la magnitud de lo que se produce y los niveles de bienestar de la población. Las condiciones climatológicas adversas, bajos niveles de producción, mala organización social, ausencia de tecnología apropiada, analfabetismo, marcada carencia de capacitación y la aplicación de modelos de producción ajenos a las condiciones ecológicas y socioeconómicas, han traído como consecuencia: baja productividad, deterioro ambiental acentuado, agotamiento de los recursos naturales, emigración, ausencia de organización para la producción, transformación  y comercialización, freno para el desarrollo; convirtiendo a la región en un sitio de marginación, pobreza e injusticia.

 

Conscientes de esta situación y con el propósito de ir atenuando sistemáticamente la problemática ambiental y la baja calidad de vida, que se vive en las zonas de alta marginación del Valle del Mezquital, la UNAM Campus IZTACALA, por medio de su Laboratorio de Edafología, la Asociación de Lechuguilleros del Alto Mezquital y la Secretaría de Medio Ambiente Recursos Naturales y Pesca (SEMARNAP), a través de la Dirección General de Restauración y Conservación de Suelos,  han puesto en marcha, desde octubre de 1996, el PROGRAMA DE MANEJO SUSTENTABLE DE RECURSOS, RESTAURACIÓN Y CONSERVACIÓN DE SUELOS EN EL DEXTHI, ALTO MEZQUITAL, HIDALGO: “Centro Piloto Dexthí-Valle del Mezquital”, como un modelo de transición hacia el desarrollo sustentable, e instrumento estratégico, metodológico y de gestión, que intenta vincular el crecimiento económico y productivo, con la elevación del nivel de bienestar social, calidad de vida, empleo racional de recursos y el mantenimiento de los procesos ecológicos.

 

El objetivo general del Centro Piloto, es diseñar y poner en práctica acciones que permitan: detener, reducir y controlar de manera significativa la degradación de suelos y el proceso de desertificación, mediante la realización de un uso múltiple de recursos y la aplicación de tecnologías de manejo que contribuyan a la recuperación de áreas degradadas y la conservación de recursos, y coadyuven a la elevación del nivel de vida de los beneficiarios,  con la participación institucional, académica y de la sociedad civil del poblado del Dexthí-San Juanico.

 

La meta general del centro piloto es convertir a la zona en un núcleo promotor de desarrollo, cuyas experiencias y tecnologías aplicadas sean susceptibles de ser transferidas a sitios de condiciones similares,  y a largo plazo lograr el tránsito al desarrollo sustentable.

 

En particular, se están desarrollando proyectos alternativos generados y administrados por los beneficiarios, realizando una labor de capacitación, experimentación, validación de tecnologías y transferencia de éstas a áreas afines, implementando proyectos productivos que influyan en mediano plazo, en el desarrollo social y  económico del lugar; al mismo tiempo, combatiendo la desertificación en el sitio mediante la aplicación de acciones de manejo y conservación de suelo y agua; promoviendo sistemas productivos de aprovechamiento múltiple de recursos. Por último, impulsando el fortalecimiento de las organizaciones de la sociedad civil participantes, en la elaboración de programas de planeación participativa, formulación de políticas ambientales y de desarrollo, de forma conjunta con los diferentes niveles de gobierno, instancias académicas y Organizaciones No Gubernamentales (ONG´s), que permitan planear e instrumentar las formas más adecuadas para controlar y disminuir el proceso de desertificación, la creciente degradación de recursos y aumento de los niveles de pobreza y marginación de los habitantes del área.

 

La estrategia metodológica diseñada inició con el planteamiento de los objetivos y con la delimitación del área de trabajo (zona de influencia del Centro Piloto Dexthí) a la que se conceptualizó como una eco-región, definida bajo criterios ecológicos y económicos. Para realizar un análisis holístico de ésta, se recurrió al enfoque sistémico, para determinar  la  estructura  y función de la  zona,  definiendo  los elementos y los  procesos  que determinan su dinámica. Posteriormente, se realizó un  diagnóstico regional y ambiental; donde la regionalización fue la  herramienta fundamental, con lo cual se llegó a la evaluación de los recursos con  que  cuenta  la  zona,  que  sirvió  de  base para jerarquizar la problemática ecológico-social de  la  región, y  definir prioridades.

 

Específicamente, la  caracterización  de la eco-región incluyó la definición de sus elementos o componentes geográficos,  ecológicos  y  socioeconómicos; determinación de procesos de deterioro ambiental, erosión, deforestación, uso inadecuado, demografía y dinámica social, estructura productiva y organización de base.

 

El diagnostico ambiental se obtuvo a partir  de  la  valoración  de recursos, aplicando las  siguientes  metodologías y procedimientos: levantamiento fisiográfico y edafológico,  determinación  del  uso actual del suelo y la potencialidad de éste; identificación de los agroecosistemas de cultivos y ganaderos, análisis productivo  de  los sectores  secundario  y  terciario;  determinación de la Biodiversidad, distribución y potencial de los recursos naturales,  asentamientos humanos y evaluación de los conocimientos y formas  autóctonas  de manejo de recursos por parte de los pobladores (etnociencia).

 

Por último se identificaron y evaluaron los principales  problemas detectados,  mismos  que  fueron  ordenados  de   acuerdo   a   su magnitud e importancia.

 

La determinación del diagnóstico socioambiental y evaluación de la problemática se complementó con la realización de talleres de planeación comunitaria a partir de los cuales y de manera conjunta con la población participante,  se fueron definiendo las políticas ambientales y de desarrollo para la comunidad, y que  sirvieron de base para formular los proyectos estratégicos  sobre los que gira el programa de manejo integral de recursos.

 

Características físico-bioticas y socioeconónicas del Dexthí

 

El poblado del Dexthí y el área de influencia del centro piloto, se encuentra al norte del municipio de Ixmiquilpan, en el Alto Mezquital, conformando una microcuenca de cerca de 3,025 hectáreas, que se caracteriza por presentar áreas de planicies, mesetas, laderas pronunciadas. Con materiales vulcano-sedimentarios, conglomerados y areniscas, así como materiales riolítico-andesíticos. Suelos poco desarrollados: Leptosoles, Faeozems, Regosoles y Fluvisoles. El clima es semiseco-estepario, de temperaturas medias de 16ºC y precipitación anual de 450 mm. La vegetación representativa es el matorral espinoso deciduo de  Fouqueria splendens y Echinocactus ingens, con 744.45 ha y el matorral subinerme de Myrtillocactus geometrizans con Karwinskia humboldtiana, que conforman 883.82 ha. Se tienen 607.08 ha de agricultura de temporal, 308 ha de cultivos de lechuguilla 128.77 ha de áreas con erosión grave y 61.68 ha de asentamientos humanos.   La población total es de aproximadamente 600 habitantes, en su mayoría pertenecientes al grupo étnico Ñahñu (Otomíes) que en términos generales se dedican a la talla de la lechuguilla (Agave lecheguilla), la agricultura de temporal de granos básicos para autoconsumo, ganadería extensiva de caprinos y la manufactura de implementos de fibra de ixtle y fabricación de shampoo de especies naturales. Los niveles de ingresos y de marginación los ubican como de extrema pobreza.

 

El Programa de Manejo Sustentable de Recursos, Restauración y Conservación de Suelos en el Dexthí, ha definido una serie de acciones técnicas y tecnologías para establecer e iniciar las labores del Centro Piloto, e incluye los proyectos estratégicos siguientes:

 

Introducción y mejoramiento de prácticas tradicionales de conservación de suelos  y Elaboración de sistemas de captación de agua de escurrimiento.

 

Los objetivos del proyecto fueron la elaboración y rehabilitación de barreras físicas antierosivas (bordos), en parcelas de temporal destinadas a cultivo de maíz, introducción de barreras biológicas con maguey pulquero (Agave salmiana) y frutales. Además, la construcción de  sistemas rustícos de captación de agua de lluvia

 

El área total trabajada para la construcción exclusiva de bordos fue de 25604.90 m2, la superficie agrícola beneficiada fue de 40 ha. Se construyeron  43 bordos, la longitud de bordeo realizada fue de 3041.82 m. La superficie de las melgas más pequeñas fue de 224 m2, en promedio, y de 1764.6 m2  las más grandes. En terrazas continuas la separación entre bordos fue de 5 a 61 m. Beneficiándose un total  de 15  familias.

 

Para reforzar los bordos  fue necesaria la introducción de barreras biológicas  con especies nativas de importancia económica  y alimenticia , se sembraron organismos de maguey pulquero ( Agave salmiana  var. salmiana) sembrados cada dos metros de distancia, siendo un total de 1500 organismos. Los bordos  tuvieron una longitud mínima de 18.7 m, con 9 agaves y una máxima de 139.2 m,  con 69 organismos. De igual forma, se construyeron 120 presas filtrantes de piedra acomodada, se rehabilitaron tres sistemas de almacenamiento de agua (presas de bordo) y 6 micro cuencas con la finalidad de captar el agua de escurrimiento, para emplearla en riego y consumo animal.

 

Incremento de la fertilidad de suelos a través de la incorporación de residuos orgánicos de

plantas nativas.

 

La finalidad de este proyecto es  promover y el empleo de residuos orgánicos para la elaboración de compostas con el propósito de obtener biofertilizantes que actúen como mejoradores orgánicos de las propiedades fisicoquímicas y fertilidad del suelo. Se elaboraron un total de 13 composteras en la zona de estudio.

Población beneficiada: 4 familias, el albergue y la telesecundaria.

Manejo de huertos familiares

 

El objetivo fue promover y apoyar la producción de traspatio a través de la incorporación de huertos familiares de manejo múltiple, como sistemas productivos alternativos sustentables en el área, para contribuir a la obtención de una producción y alimentación diversificada de las familias.

 

Sistemas hortícolas en pequeña escala

 

El proyecto propone el manejo y adopción de un sistema de producción hortícola  a baja escala, con microirrigación, creado ex profeso para ser incorporado en solares, empleando materiales locales y reciclados,  y con esto incrementar la producción de alimentos dentro de fincas tradicionales.

 

Colecta y propagación de vegetales de importancia para la comunidad

 

La zona cuenta con una fitodiversidad amplia, característica de las zona áridas, que representa una fuente muy amplia de recursos alimenticios, medicinales, forrajeros, energéticos, para construcción y agroindustriales, que sirven para sobrevivencia de la gente y como materia prima de pequeñas agroindustrias familiares, por lo que se está promoviendo la colecta y propagación de especies medicinales y de importancia forestal no maderable, como el Mezquite (Prosopis laevigata), Guaje (Leucaena leucocephala) y Shasni (Mimosa depauperata).

 

Reforestación y revegetación con Agave lecheguilla (Agave lecheguilla)

 

De 1997 a 1998, se incorporaron 15 ha con niveles altos de erosión, a la rehabilitación de suelos, introduciendo sistemas de restauración-producción, empleando Agave lechuguilla, sólo o asociado con sábila (Aloe vera). Beneficiándose 40 productores.

 

Establecimiento de sistemas agroforestales

 

La finalidad fue promover el establecimiento de sistemas agroforestales bajo el marco del uso múltiple de recursos. Se instalaron dos sistemas demostrativos que permiten el aprovechamiento integral de plantas alimenticias, maderables,  frutales, forrajeras y combustibles.

 

Establecimiento de un Vivero Comunitario

 

Se llevaron a  cabo los trabajos necesarios para la creación de un vivero comunitario, con la finalidad de iniciar la producción de plantas de importancia para la comunidad y que sirva como apoyo técnico al centro piloto. El diseño se realizó en la UNAM IZTACALA, los materiales fueron aportados por la SEMARNAP y la construcción corrió a cargo de la comunidad. En esta parte, además de las instancias mencionadas participó ECONTROL S.A. como asesora en el diseño arquitectónico.

 

Programa de Educación  y Formación Ambiental  y Capacitación Comunitaria

 

El objetivo del programa es realizar una capacitación de los participantes en los talleres bajo los ejes temáticos del desarrollo sustentable, manejo integral de recursos naturales, planeación del desarrollo y adiestramiento técnico en conservación y restauración de suelo. A la fecha se han realizado los talleres siguientes:

 

“Taller de Educación Ambiental y Recursos Naturales Dirigido a Profesores de Educación Básica y Media del Dexthí, Hidalgo”.  Dirigido a profesores y alumnos de educación básica.

 

“Taller de  Planeación Comunitaria, Manejo y Conservación de Recursos Naturales y  Desarrollo Sustentable, en el Centro Piloto Dexthí, Hgo”.  Dirigido a productores.

 

Diseñados e implementados por el cuerpo técnico de la UNAM Iztacala y Educación y Medio Ambiente A.C.

 

Por otra parte, las actividades realizadas se han efectuado en mayor parte, en el período de tiempo comprendido entre 1997 y 1998. El costo aproximado del programa ha sido  de $ 300 000. Cerca del 60 % ha sido financiado por la SEMARNAP, el  35% por la UNAM Iztacala y el 5% por la comunidad del Dexthí.

 

Los logros obtenidos a la fecha son: el incremento de cobertura vegetal en áreas denudadas con niveles críticos de erosión, aumento de la eficiencia en la captación de agua de escurrimiento, incorporación de tecnologías para el incremento de la fertilidad del suelo, manejo de la biodiversidad de plantas útiles, revaloración de recursos locales, implementación de técnicas sencillas de propagación de plantas nativas, incorporación de sistemas productivos diversificados. Fortalecimiento de las organizaciones de base  y la participación en mayor proporción de las mujeres.

 

Las principales limitantes han sido: organización incipiente de las bases; falta de acoplamiento entre las prácticas realizadas y los periodos de lluvias; la renuencia de varios productores; la falta de recursos para hacer las labores de difusión y transferencia de  las tecnologías aplicadas; el desfasamiento entre la liberación de recursos financieros y los calendarios agrícolas. Los regímenes de tenencia de la tierra; los intereses personales creados; la participación de jóvenes y la emigración.

 

Muchos de los beneficios que se esperan del programa se esperan a mediano y largo plazo debido a las propias condiciones ambientales del área. Es necesario incidir más en la participación de las bases civiles, diversificar los apoyos institucionales, e invitar a otros sectores productivos, académicos y organizaciones no gubernamentales.